Tortícolis espasmódica (espasmo muscular en la nuca)


Cuello | Ortopedia | Tortícolis espasmódica (espasmo muscular en la nuca) (Disease)


La distonía cervical, también llamada tortícolis espasmódica, es una condición dolorosa en la que el cuello se contrae involuntariamente, haciendo que su cabeza se tuerza o gire hacia un lado. La distonía cervical también puede hacer que su cabeza se incline hacia adelante o hacia atrás sin control.

Los primeros síntomas incluyen una sensación de incomodidad y rigidez en el cuello y la cabeza se inclina hacia un lado debido a la contracción espástica unilateral del músculo esternocleidomastoideo. Esta contracción más o menos dolorosa de los músculos del cuello limita el movimiento de rotación de la cabeza. A veces está asociada con la contracción de los músculos en el hombro o un espasmo muscular puede ocurrir alrededor de la boca. El dolor se instala en los músculos del cuello y a lo largo de la línea del pecho y la espalda. Los síntomas desaparecen durante el sueño.

La tortícolis muscular congénita, también llamada cuello torcido, generalmente se descubre en las primeras 6 a 8 semanas de vida. El bebé mantiene su cabeza inclinada a un lado y tiene dificultad para girar la cabeza hacia el lado opuesto.

Causas y factores de riesgo

La rigidez en el cuello siempre ocurre cuando hay un movimiento repentino y forzado del cuello o después de un sueño inadecuado. El ideal es, si dormimos de lado o de espalda, la almohada debe seguir el eje del cuello. Si se encuentran problemas es necesaria una almohada cervical.

En la mayoría de los casos de distonía cervical, los médicos no saben por qué algunas personas desarrollan la enfermedad y otros no. En algunos casos, sin embargo, parecen estar vinculados a: heridas en cabeza, cuello o en el hombro, ciertos medicamentos antipsicóticos, en especial específicos o agentes contra las náuseas.

Diagnóstico y tratamiento

Existen varios tratamientos para la tortícolis espasmódica, las más utilizadas son las inyecciones de toxina botulínica en el músculo distónico del cuello. Otros tratamientos incluyen un truco sensorial, medicamentos orales, y la estimulación cerebral profunda. Las combinaciones de estos tratamientos se han utilizado para controlar la tortícolis espasmódica. Además, la denervación quirúrgica selectiva de los nervios que desencadenan las contracciones musculares puede ofrecer alivio para los espasmos, y limitar los daños a la columna vertebral, como resultado de la postura tensa.

...