Hemorragia subconjuntival (sangre en el ojo)


Ojos | Oftalmología | Hemorragia subconjuntival (sangre en el ojo) (Disease)


La hemorragia intraocular es la efusión de sangre en diferentes partes del ojo. Después de la localización, se difieren más tipos de hemorragia intraocular.

Causas y factores de riesgo

Una hemorragia subconjuntival puede ocurrir espontáneamente, después de una tos fuerte, o vómitos, ya sea mediante el aumento de la presión venosa o durante un ataque de hipertensión. Puede ser causada por trastornos de la coagulación. Un tramo rojo, uniformemente iluminado, más o menos extenso, aparece, tocando el limbo (límite entre la córnea y la esclerótica).

Diagnóstico y tratamiento

No hay manera conocida para acabar con este tipo de hemorragia. La hemorragia subconjuntival se encuentra debajo de la conjuntiva, la membrana transparente que cubre la parte blanca del ojo.

No se muestra ningún dolor o pérdida de la visión, y el descubrimiento suele ser accidental. Cuando este tramo se produce después de una lesión se ve a menudo en el límite posterior y es importante comprobar las otras estructuras oculares.

Se reabsorbe sin tratamiento en aproximadamente dos semanas. Los episodios repetidos pueden traducir un punto débil de los vasos conjuntivales o un aumento de la presión arterial.

Si hay una hemorragia subconjuntival, se detecta en los ojos manchas pequeñas o más grandes, de color rojo brillante, que se extienden y pueden cubrir toda la superficie de la esclerótica del ojo. Los vasos sanguíneos oculares son apenas visibles, pero se expanden y se vuelven más pronunciados cuando el ojo se inflama. Los vasos sanguíneos son frágiles y se pueden dañar fácilmente, cuando se produce una hemorragia subconjuntival espontánea.

...