Nódulos tiroideos


Garganta | Otorrinolaringología | Nódulos tiroideos (Disease)


Los nódulos tiroideos son crecimientos anormales que se produce en la glándula tiroides. La mayoría de los bultos no son cancerosos (son benignos) y no crean problemas. Muchos no requieren tratamiento. Sólo alrededor del 5% de los nódulos son cancerosos. Deben ser extirpados quirúrgicamente.

Si el nódulo tiroideo es grande se puede palpar o notar un aumento en el volumen del cuello. En casos raros, puede experimentar: Dolor o sensación de plenitud en el cuello, dificultad para tragar, dificultad para respirar, nerviosismo, taquicardia, sudoración, pérdida de peso u otros síntomas de hipertiroidismo (exceso de hormona tiroidea), fatiga o depresión, problemas de memoria, estreñimiento y piel seca, sensación dfrío u otras, síntomas de hipotiroidismo (deficiencia de hormonas tiroideas).

Otra condición que causa síntomas similares es la tiroiditis. Muchas personas tienen nódulos que no se descubren. Hay tres tipos de nódulos tiroideos: nódulos sólidos llenos de líquido (quísticos) y nódulos quísticos parcialmente. Pueden ser solitarios o múltiples.

Causas y factores de riesgo

En raras ocasiones causan problemas de tiroides. Cuando un nódulo está produciendo demasiada hormona tiroidea, la glándula está hiperactiva. No se conoce la causa exacta de los nódulos tiroideos. Sin embargo, se sabe, que las personas expuestas a la radiación tienen mayor riesgo de desarrollarlos.

La exposición a la radiación del medio ambiente o la terapia de radiación de la cabeza, el cuello o el pecho (especialmente durante la infancia) aumenta el riesgo de nódulos tiroideos. Los expertos estiman que son transmitidos genéticamente. Así que si uno de los padres tenía nódulos tiroideos, los niños tienen mayor riesgo de desarrollarlos. Si hay otro problema asociado a la glándula (bocio, por ejemplo) el riesgo de nódulos tiroideos es enorme. La mayoría de los nódulos son asintomáticos y pasan desapercibidos. Se descubren a menudo en un examen de rutina o investigaciones, como la tomografía computarizada o una ecografía realizada por otro motivo.

Diagnóstico y tratamiento

El tratamiento depende del efecto de estos nódulos. Si el nódulo es benigno y no causa ningún problema, será seguido de cerca sin necesidad de utilizar tratamiento. Si existen síntomas se puede requerir medicamentos o cirugía.

...