Migraña basilar (dolor de cabeza)


Cabeza | Neurología | Migraña basilar (dolor de cabeza) (Disease)


Una jaqueca basilar es debido a una perturbación en el tronco cerebral o de la base del cerebro. Incluso antes de que comience el dolor de cabeza de migraña, la persona puede experimentar sentimientos como mareos, visión doble, y la falta de coordinación y esto se llama un aura. Un aura es un fenómeno neurológico que se produce alrededor de 10 minutos a 45 minutos antes de que el dolor de cabeza.

La migraña basilar puede afectar a personas de todas las edades. En general, sin embargo, comienzan en la infancia o la adolescencia. Las mujeres son ligeramente más propensas a tener migraña basilar que los hombres.

Con una migraña basilar, usted puede tener cualquiera de los siguientes síntomas: náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz y el sonido, manos o pies fríos.

Aunque los síntomas de la migraña basilar pueden diferir, los siguientes pueden ser síntomas típicos: mareos, problemas del habla, ceguera temporal, pérdida del equilibrio, confusión, problemas de audición, sensación de hormigueo cuerpo, pérdida del conocimiento, dificultad para hablar. Los síntomas de la migraña basilar a menudo pueden confundirse con síntomas de otras enfermedades más graves: trastornos convulsivos, apoplejía, enfermedad vertebro basilar, tumor cerebral, meningitis, malformaciones arteriovenosas y lesiones cerebrales.

Causas y factores de riesgo

Los desencadenantes de la migraña basilar pueden incluir los siguientes: consumo de alcohol, el estrés, la privación del sueño, ciertos medicamentos, el hambre, los cambios hormonales femeninos, las luces brillantes, la cafeína, el consumo de nitratos en los alimentos, exceso de ejercicio físico y los factores ambientales tales como el clima o la altitud.

Diagnóstico y tratamiento

La imagen de Resonancia Magnética (MRI), una tomografía computarizada (TC) y la punción lumbar son a menudo necesarios para eliminar la posibilidad de otros desórdenes.

Los tratamientos para la migraña basilar se centran generalmente en aliviar los síntomas de dolor y las náuseas. Estos incluyen analgésicos como el paracetamol, el ibuprofeno y el naproxeno, así como medicamentos contra la náusea como la clorpromazina, la metoclopramida y la proclorperazina. Las drogas utilizadas típicamente para los dolores de cabeza de migraña tradicionales tales como triptanos y beta-bloqueantes no deben ser utilizadas para el tratamiento de las migrañas arterial basilar.

...