Accidente isquémico transitorio (AIT, ictus previo)


Cabeza | Neurología | Accidente isquémico transitorio (AIT, ictus previo) (Disease)


Un AIT es un signo puede anunciar la llegada de una apoplejía.

Causas y factores de riesgo

La causa más común de accidente cerebro-vascular se representa por coágulos que bloquean el flujo sanguíneo al cerebro temporalmente.

Los coágulos de sangre pueden formarse por varias razones. Un coágulo de sangre puede formarse en una arteria de suministro al cerebro. Generalmente son susceptibles las arterias que muestran acumulación de placa en sus paredes debido a la aterosclerosis. Otras causas de daño en las paredes de los vasos sanguíneos pequeños del cerebro son la hipertensión mal tratada, o sin tratamiento, y la diabetes.

Un coágulo de sangre también puede formarse en otra parte del cuerpo (con frecuencia en la cámara del corazón) y desde allí por la migración intravascular alcanzar el nivel de una arteria del cerebro a la que bloquea parcial o completamente. Los coágulos de sangre pueden aparecer: después de un ataque al corazón (infarto de miocardio), como resultado de otra enfermedad del corazón que interrumpe el flujo normal de sangre a este, tales como alteraciones del ritmo cardíaco (fibrilación auricular comúnmente crónica), una enfermedad de la válvula cardiaca y la insuficiencia cardiaca. Además, una arteria puede ser parcialmente bloqueada por la placa, reduciendo el flujo de sangre al cerebro hasta un nivel crítico, que conduce a los síntomas del ictus.

Diagnóstico y tratamiento

El AIT ocurre cuando el flujo sanguíneo a una parte del cerebro se reduce temporalmente o es bloqueado (obstrucción parcial o total), generalmente por un coágulo de sangre. Esta obstrucción produce síntomas similares a los de una apoplejía, pero la diferencia es que el flujo sanguíneo se restablece en unos minutos y los síntomas desaparecen completamente. La diferencia es que en la apoplejía, no desaparece la obstrucción, el flujo sanguíneo no se restaura y las lesiones cerebrales que ocurren son terminales.

Diagnóstico y tratamiento

Aunque los eventos isquémicos transitorios son temporales y desaparecen por completo, el paciente requiere un examen médico para realizar el diagnóstico y la elección del tratamiento apropiado, con el fin de prevenir la aparición de la apoplejía.

Muchos pacientes no saben que han sufrido un derrame cerebral hasta hacer una consulta médica por otro motivo,durante la cual el médico, de acuerdo con los informes de los pacientes, puede establecer un diagnóstico.

...