Tuberculosis (tb)


Pecho | Neumología | Tuberculosis (tb) (Disease)


La tuberculosis (TB) es una infección bacteriana que se encuentra principalmente en los pulmones (tuberculosis pulmonar), pero puede propagarse a otras partes del cuerpo (TB extra pulmonar). En el pulmón, la tuberculosis se transmite fácilmente a otras personas al toser o estornudar.

Los síntomas de la tuberculosis activa aparecen gradualmente por un período de varias semanas o meses. Puede haber algunos síntomas leves sin que el paciente llegue a sospechar de esta infección. Los síntomas más comunes son: tos acompañada de mucosidad espesa, a veces sangre (esputo) durante un período de aproximadamente dos semanas; palpitaciones (taquicardia); cuello ampliado (afecta a los ganglios linfáticos en esta región).

Los síntomas de infección en lugares que no sean los pulmones varían según el lugar de la infección. La infección normalmente permanece en los pulmones, pero las bacterias pueden migrar a través del flujo de sangre a diferentes partes del cuerpo. El inicio de la infección es tan simple que puede ser inadvertido por el paciente.

Los síntomas son consistentes con el tipo de la tuberculosis pulmonar (más común) o en otro lugar del cuerpo (tuberculosis pulmonar extra). También puede haber otras condiciones con síntomas similares a los de la tuberculosis, tales como neumonía y cáncer de pulmón.

Causas y factores de riesgo

La tuberculosis se puede encontrar ya sea en forma de latencia (en espera) como en estado activo. La TB latente significa que las bacterias causantes de la tuberculosis pueden existir en el cuerpo, pero no pueden extenderse a los demás órganos, aunque esta persona puede tener tuberculosis activa.

La TB activa significa que la infección está presente en el cuerpo y si los pulmones están afectados, la infección se puede propagar a otros. La tuberculosis es causada por Mycobacterium tuberculosis, la bacteria crece lentamente partes ricas en sangre y oxígeno, como los pulmones. Si la forma latente de la tuberculosis está presente puede no haber ningún síntoma y no se puede transmitir a otras personas.

Diagnóstico y tratamiento

Aunque el tratamiento se prolonga, es a menudo completado con éxito. La duración media del tratamiento es de entre 6 a 9 meses.

...