Macroglobulinemia de Waldenström en las Células Sanguíneas


General u Otro | Hematología | Macroglobulinemia de Waldenström en las Células Sanguíneas (Disease)


La enfermedad de Waldenstrom afecta generalmente a personas mayores de 60 años, con un ligero predominio de hombres. La enfermedad es desconocida. Los signos y síntomas son: una excesiva secreción de inmunoglobulina M que provoca un aumento de la viscosidad de la sangre y el volumen del plasma. Este trastorno se detecta por el sistema nervioso y se traduce en sonidos en los oídos, disminución de la agudeza visual, dolores de cabeza, trastornos de la conciencia, y en casos graves, el coma.

Causas y factores de riesgo

La Macroglobulinemia de Waldenstrom es una enfermedad ligada a la proliferación de las células de origen linfoide (células madre que dan lugar a los linfocitos normales, células blancas de la sangre que participan en una variedad de reacciones inmunes), que secretan el exceso un tipo especial de anticuerpos, inmunoglobulina M (IgM). Además, la hipervolemia (aumento del volumen plasmático) puede conducir a la insuficiencia cardíaca y al exceso de inmunoglobulina en la sangre, lo que puede causar trastornos de sangrado relacionados con los mecanismos de coagulación de la sangre. Por otra parte, los depósitos de inmunoglobulina M en el riñón o los nervios periféricos a veces conducen, respectivamente, a la insuficiencia renal y la parálisis, especialmente de las piernas. Un aumento en el tamaño de los nodulos del bazo, del hígado o de la linfa se observa en aproximadamente un cuarto de los casos.

Diagnóstico y tratamiento

La secreción excesiva de inmunoglobulina M se enfatiza y se cuantifica, como un poco monoclonal, por electroforesis (partículas que se mueven bajo el efecto de un campo eléctrico) de proteínas del plasma sanguíneo, lo que revela un suero de inmunoglobulina M con niveles superiores a 5 gramos por litro de suero. La proliferación linfoide se detecta por punción de médula ósea, en algunos casos, las células linfoides se observan en la sangre.

El tratamiento tiene el objetivo de frenar la proliferación linfoide responsable de la excesiva secreción de inmunoglobulina M. Se compone, en general, de una quimioterapia oral, a veces con varias sustancias (múltiple). En la mayoría de los casos graves, una plasmaféresis (una muestra de plasma del paciente, que se volvió a introducir en el torrente sanguíneo después de separar el exceso de anticuerpos) permite reducir rápidamente los niveles de estos. Las formas en las que el aumento de los niveles de inmunoglobulina M es el único signo de la enfermedad, requieren la vigilancia periódicadel paciente para detectar lo antes posible una eventual evolución de la enfermedad de Waldenstrom declarada.

...