Síndrome Wolff Parkinson White (WPW)


Pecho | Cardiología | Síndrome Wolff Parkinson White (WPW) (Disease)


El síndrome de Wolff-Parkinson-White es una anomalía en el funcionamiento eléctrico del corazón, que puede causar frecuencias cardíacas rápidas. La anomalía afecta a la señal eléctrica entre las aurículas y los ventrículos.

Causas y factores de riesgo

Las enfermedades congenitas del corazón pueden contribuir a esta y a otras arritmias. La anomalía de Ebstein, (un defecto congénito del corazón que involucra el desplazamiento de la válvula tricúspide, situada en el lado derecho del corazón), es una causa conocida del síndrome de Wolff-Parkinson-White. Esta anomalía, permite que la sangre fluya a través del pequeño agujero al otro lado del corazón. A menudo, no hay ninguna causa conocida para el síndrome de Wolff-Parkinson-White. Muchas personas con el síndrome no tienen síntomas. Por otro lado, algunas personas experimentan taquicardia temporal, debida a ciertos medicamentos, el tabaco y la ansiedad.

Diagnóstico y tratamiento

La electrocardiografía (ECG), se utiliza para diagnosticar el síndrome de Wolff-Parkinson-White y otras arritmias cardíacas. Un médico capacitado, (normalmente un cardiólogo), puede reconocer los patrones de conducción eléctrica. Con este síndrome, la vía extra mostrará un patrón diferente de las de conducción normal. Si no hay patrones irregulares en el ECG, el paciente puede ser enviado a casa con un monitor del corazón de 24 horas, (llamado monitor Holter), que ayudará a detectar las apariciones intermitentes. Otros estudios, como el cardiaco electrofisiológico (EPS), pueden pedirse para localizar la ubicación de la vía accesoria, y determinar un curso de tratamiento.

Pueden utilizarse varios medicamentos para tratar el síndrome de Wolff-Parkinson-White, así como otras arritmias cardíacas. El propósito de estos medicamentos es reducir las señales eléctricas y la excitación de los músculos del corazón. Como algunos de estos medicamentos pueden tener efectos secundarios, (incluyendo la producción rara de arritmias nuevas o más frecuentes), el paciente debe ser observado cuidadosamente. Las terapias ablativas pueden acompañarse con radiofrecuencia o catéteres cardíacos, para cortar a través del tejido que está causando las señales eléctricas anormales.

Al mismo tiempo,la cirugía de corazón abierto se utiliza, pero el procedimiento puede hacerse ahora con anestesia local en un laboratorio especial. En algunos casos, la cirugía todavía puede recomendarse para tratar el síndrome de Wolff-Parkinson-White. La gente joven con este síndrome se puede tratar con más éxito con la cirugía, en lugar de soportar toda la vida los tratamientos con fármacos, o la posible amenaza de muerte cardíaca súbita. ...