Cólico biliar


Abdomen | Gastroenterología | Cólico biliar (Disease)


Descripción

El cólico biliar es el dolor asociado con la irritación de las vísceras, secundario a la colecistitis y los cálculos biliares.

Los cálculos biliares son piedras duras, similares a los depósitos que se forman dentro de la vesícula biliar. Estos cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

Hay dos tipos principales de cálculos biliares: piedras hechas de colesterol, que son, con mucho, el tipo más común (los cálculos biliares de colesterol no tienen nada que ver con los niveles de colesterol en la sangre) y piedras hechas de bilirrubina, que se forman cuando los glóbulos rojos se destruyen. Esto conduce a un exceso de bilirrubina en la bilis. Estos cálculos se llaman piedras de pigmento.

Los síntomas que se presentan son: dolor en la parte superior derecha o media del abdomen, fiebre, coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos (ictericia), heces de color arcilla, náuseas y vómitos. En raras ocasiones, el cálculo queda impactado en la válvula ileocecal que se une a la mecum y el íleon, provocando íleon biliar.

Causas y factores de riesgo

Es un dolor intenso en el cuadrante superior derecho del abdomen, causado por los intentos de la vesícula biliar para expulsar los cálculos biliares o por el movimiento de una piedra en los conductos biliares.

A diferencia de cólico renal, el cólico biliar de la frase se refiere a la colelitiasis real.

Existe una mayor posibilidad de desarrollar cálculos biliares si ha habido un trasplante de médula ósea o de órganos grandes, en caso de diabetes, insuficiencia de la vesícula biliar o si la bilis no se vacía correctamente, en casos de cirrosis hepática e infecciones de las vías biliares, anemia hemolítica crónica, incluyendo anemia de células falciformes, una pérdida rápida de peso por una dieta muy baja en calorías, después de la cirugía bariátrica y en personas que se nutren por alimentación intravenosa.

Diagnóstico y tratamiento

Las pruebas incluyen: La ecografía abdominal, la TC abdominal y la ecografía endoscopica.

El manejo del dolor es una parte importante del tratamiento de cólico biliar.

El tratamiento es dictado por la causa subyacente. La presencia de cálculos biliares, por lo general visualizados por ultrasonido, generalmente requiere un tratamiento quirúrgico.

...