Bursitis (inflamación de la bolsa articular)


Hombro | Ortopedia | Bursitis (inflamación de la bolsa articular) (Disease)


La Bursitis es la inflamación de uno o más de los sacos articulares (pequeñas bolsas) de líquido sinovial en el cuerpo. La condición puede ser aguda o crónica.

Los síntomas incluyen: dolor en las articulaciones y cuando se presiona alrededor de la articulación, rigidez y dolores musculares al mover la articulación afectada, calor hinchazón, o enrojecimiento articular. Las complicaciones que pueden ocurrir son: el dolor en las articulaciones, una hinchazón excesiva, enrojecimiento, moretones o sarpullido en la zona afectada y fiebre. Puede presentarse una bursitis crónica.

Causas y factores de riesgo

Los lugares más comunes para la bursitis están en el hombro, el codo y la cadera, pero también puede ocurrir en la rodilla, el talón y la base del dedo gordo del pie. A veces, la causa no puede ser determinada. La bursitis puede ser causada por sobrecarga crónica, traumatismo, artritis reumatoide, gota o infecciones. Aunque es infrecuente, la escoliosis puede causar bursitis en los hombros. Ciertas enfermedades sistémicas y afecciones como la artritis reumatoide, la gota, y la diabetes aumentan el riesgo de desarrollar bursitis.

Diagnóstico y tratamiento

Se necesitan pruebas adicionales: rayos X, ultrasonido o resonancia magnética (RM) y pruebas de laboratorio. Una bolsa articular que no está infectada puede tratarse con reposo, hielo, elevación del miembro, fisioterapia, medicamentos anti-inflamatorios y analgésicos. Las bolsas que están infectadas requieren una mayor investigación y tratamiento antibiótico.

A veces, una bolsa inflamada debe ser drenada quirúrgicamente. No todos los tipos de bursitis se pueden prevenir, pero el riesgo se puede reducir con: ejercicios de calentamiento y estiramiento antes de una actividades extenuante, usando almohadillas para arrodillarse y manteniendo un peso saludable. ...