Paro cardíaco


Pecho | Cardiología | Paro cardíaco (Disease)


El paro cardíaco es la pérdida repentina de la función cardíaca, cuando el corazón deja de latir repentinamente, puede ser fatal. El paro cardíaco súbito suele ser resultado de una perturbación eléctrica en el corazón que interrumpe su acción de bombeo, deteniendo el flujo de sangre al resto del cuerpo. Un paro cardíaco es diferente de un ataque al corazón, donde el flujo de sangre al músculo del corazón se ve afectado, pero puede ser causado por el.

El paro cardíaco súbito ocurre a menudo sin previo aviso, pero a veces, otros signos y síntomas preceden al repentino paro cardíaco: la fatiga, desmayos, mareos, dolor en el pecho, debilidad, palpitaciones o vómitos.

Causas y factores de riesgo

La fibrilación ventricular es la causa más común del paro cardíaco. La fibrilación ventricular puede ocurrir repentinamente en personas con enfermedad de las arterias coronarias, por lo que el estilo de vida como el tabaquismo y una dieta alta en grasas aumentan el riesgo. Una arritmia peligrosa para la vida se desarrolla en una persona con una enfermedad cardíaca preexistente, tal como: la enfermedad de las arterias coronarias, el agrandamiento del corazón llamado cardiomiopatía, la enfermedad valvular cardíaca, la enfermedad cardíaca congénita,y los problemas eléctricos del corazón.

Los mismos factores que ponen en riesgo de enfermedad ala arteria coronaria también pueden poner en riesgo de paro cardíaco repentino. Estos incluyen: una historia familiar de enfermedad de las arterias coronarias; tabaquismo, la presión arterial alta, el colesterol alto, la obesidad y la diabetes, el sedentarismo y el consumo excesivo de alcohol. Segundos después de un paro cardíaco, estos síntomas generalmente se presentan: el colapso,lapérdida del conocimiento, labios y dedos azules en manos y pies.

Diagnóstico y tratamiento

Un paro cardíaco generalmente se diagnostica cínicamente por la ausencia de pulso. Sobrevivir después de un paro cardíaco repentino implica algunas investigaciones tales como: electrocardiograma (ECG), análisis de sangre y pruebas de imagen (radiografía de tórax, ecocardiograma). El paro cardíaco súbito requiere una acción inmediata para la supervivencia: la reanimación cardiopulmonar y la desfibrilación.

Para las personas en situación de riesgo de enfermedades del corazón, se utilizan medidas de prevención, como el control de la presión arterial, reducir el colesterol, y otras intervenciones médico-terapéuticas. ...