Enfermedad hepática crónica


Abdomen | Gastroenterología | Enfermedad hepática crónica (Disease)


Descripción

La enfermedad hepática crónica en el contexto clínico es un proceso de la enfermedad del hígado que implica un proceso de progresiva destrucción y regeneración del parénquima hepático que conduce a la fibrosis y la cirrosis.

Los síntomas asociados con la enfermedad hepática crónica dependerán del nivel de degeneración en el hígado. Estos pueden ser: confusión mental, ictericia severa, problemas de coagulación o sangrado intestinal, problemas nerviosos, el crecimiento del pecho masculino, contracturas de Dupuytren, caída del cabello, insuficiencia renal, enrojecimiento de las palmas, la falta de apetito, encogimiento testicular, debilidad, pérdida de peso, comezón, cálculos biliares y ascitis.

Causas y factores de riesgo

La causa enfermedad hepática crónica puede ser cualquier condición que resulte en la degradación gradual y la renovación de las células de los tejidos del hígado. Los tres factores de riesgo más comunes para la enfermedad hepática crónica son el consumo excesivo de alcohol, los virus transmitidos por la sangre, en particular la hepatitis B y C, y la obesidad.

Otras causas son: virales: El citomegalovirus (CMV) y el virus de Epstein Barr (EBV), tóxicos y medicamentos: amiodarona, metotrexato y nitrofurantoína; metabólico: no-alcohólicas enfermedad del hígado graso, la hemocromatosis y enfermedad de Wilson; autoinmunes: Hepatitis autoinmune crónica primaria cirrosis biliar primaria y colangitis esclerosante.

Además, las personas que sufren de desnutrición y los que tienen tatuajes están en riesgo de problemas hepáticos crónicos.

Diagnóstico y tratamiento

Las pruebas para la enfermedad hepática crónica implican exámenes de sangre, radiografías y una biopsia del hígado. El tratamiento de la enfermedad hepática crónica depende de la causa. Mientras que algunas enfermedades pueden ser tratadas con medicamentos, otras pueden requerir cirugía o un trasplante.

...