Callosidades y callos


Pies | Podología | Callosidades y callos (Disease)


Descripción

Un área en el pie de piel dura y engrosada, que se forma en respuesta a la presión o la fricción se llama callo. Cuando la presión se concentra en una pequeña área que tiene un núcleo central, se puede desarrollar una callosidad. Si la presión no se alivia, las callosidades y los callos pueden llegar a ser dolorosos.

Los callos y las callosidades son molestos engrosamientos a veces dolorosos, que se forman en la piel, en las zonas de presión.

El término médico para la piel engrosada que forma callos y callosidades es hiperqueratosis.

Una callosidad se refiere a una difusa área aplanada de piel gruesa, mientras que el callo es un área de espesor localizado que tiene generalmente una forma cónica o circular. Los callos, también conocidos como helomas, a veces tienen un aspecto seco, ceroso o translúcido.

Los sitios comunes de los callos y las callosidades son la punta del pie, el dedo gordo, la punta de los dedos de los pies y cualquier prominencia ósea.

También se pueden desarrollar callos blandos entre los dedos de los pies, donde la piel está húmeda por el sudor o un secado inadecuado.

A veces, la presión del callo puede producir inflamación, lo que da lugar a dolor, hinchazón y enrojecimiento.

Causas y factores de riesgo

Normalmente, un callo se puede formar en cualquier parte de la piel expuesta a la fricción durante un largo período de tiempo. Por ejemplo, la gente a menudo desarrolla callos en el dedo medio de su mano dominante debido a la escritura.

Otra causa es la de tocar instrumentos de cuerda como el violín o la guitarra. Los callos son también muy comunes en los dedos de los bajistas que usan tanto el pizzicato, como otras técnicas de golpeteo.

Las actividades que son conocidas por causar callos incluyen, pero no se limitan, a: tocar instrumentos musicales, las artes marciales, algunos deportes (especialmente el remo y deportes de raqueta), el entrenamiento con pesas, el baile (sobre todo ballet), excavar, rezar, cortar leña, y llevar zapatos de tacón alto.

Diagnóstico y tratamiento

Se realizara una historia clínica y un examen físico. La presión debe ser eliminar del área con almohadillas, plantillas o calzado nuevo. El callo / callosidad puede ser ablandado con ácido salicílico. A veces, la extirpación quirúrgica es necesaria.

...