Anomalía de las arterias coronarias


Pecho | Cardiología | Anomalía de las arterias coronarias (Disease)


Las anomalías coronarias (o malformaciones de los vasos coronarios) son anomalías congénitas en la estructura del corazón. Por definición, estas anomalías son variantes de la anatomía que ocurren en menos de 1% de la población general. Se encuentran a menudo en combinación con otros defectos congénitos del corazón. Muchas anomalías coronarias no causan síntomas y sólo se reconocen en el momento de la autopsia. Esta enfermedad representa el 4% -15% de las muertes súbitas cardíacas en personas jóvenes.

Los síntomas pueden no estar presentes hasta la adolescencia en función de la ubicación y la gravedad del defecto. A veces, el primer indicio de que algo está mal es un evento potencialmente mortal, como un ataque al corazón o un latido anormal.

Los síntomas de la ACA varían dependiendo del tipo de arteria anómala presente. Algunos tipos no tienen síntomas asociados y pueden ser encontrados más tarde durante pruebas de diagnóstico tales como una eco cardiografía (eco) o un cateterismo cardíaco. Otros tipos de ACA pueden causar síntomas, relacionados con la disminución del flujo sanguíneo al tejido del corazón, tales como dolor de pecho de esfuerzo o en reposo.

Causas y factores de riesgo

La gran mayoría de los defectos cardíacos congénitos no tienen causa conocida. El corazón de un bebé comienza a desarrollarse en la concepción, y está completamente formado a las ocho semanas del embarazo. Los defectos congénitos del corazón se desarrollan durante estas cruciales primeras ocho semanas. Los pasos específicos deben llevarse a cabo para que el corazón se forme correctamente. A menudo, los defectos congénitos del corazón son el resultado de una de estas etapas esenciales que no sucede en el momento adecuado.

La ACA puede estar asociada con otros defectos congénitos del corazón, particularmente con la transposición de las grandes arterias, la tetralogía de Fallot, y ciertas formas de atresia pulmonar.

Diagnóstico y tratamiento

Una historia clínica y un examen físico suelen llevarse a cabo. También se realizan algunas pruebas para evaluar la función y la estructura del corazón y sus vasos sanguíneos.

La terapia dependerá de la anormalidad y la edad del paciente. Los tratamientos pueden incluir: Medicamentos para la presión arterial, diuréticos y oxígeno.

En algunos casos, la cirugía puede ser también necesaria.

...