Demencia


Cabeza | Psiquiatría | Demencia (Disease)


Descripción:

La demencia es una pérdida de las habilidades mentales causadas por el mal funcionamiento o daño de las células cerebrales.

La progresión de la demencia puede frenarse o invertirse en algunos casos, en particular cuando la demencia se debe a medicamentos, abuso de alcohol, desequilibrios hormonales o químicos, deficiencia de vitaminas, depresión, infección, enfermedad cardiaca o pulmonar, hidrocefalia de presión normal (acumulación de líquido en el cerebrales), o los tumores cerebrales. Los tipos más comunes de la demencia, sin embargo, son progresivos.

La demencia no es una sola enfermedad, sino un síndrome de enfermedad no específicas (es decir, un conjunto de signos y síntomas) en el que las áreas afectadas de la cognición pueden ser la memoria, la atención, el lenguaje y la resolución de problemas. Normalmente se requiere la presencia de por lo menos 6 meses para ser diagnosticada; la disfunción cognitiva que se ha visto sólo durante periodos más cortos, en particular menos de una semana, debe ser llamada delirio. En todos los tipos de disfunciones cognitivas en general, las funciones mentales superiores se ven primero afectadas en el proceso.

Los síntomas de la demencia se clasifican como esta puede ser: reversible o irreversible, dependiendo de la etiología de la enfermedad. Menos del 10% de los casos de demencia se deben a causas que actualmente pueden ser invertidas con el tratamiento. Los síntomas de la demencia incluyen la ansiedad, apatía, dificultad para comunicarse, dificultad para concentrarse, insomnio, pérdida de memoria, depresión, falta de criterio y confusión.

Causas y factores de riesgo

Un paciente que sufre de demencia tiene una pérdida de habilidades mentales causadas por el mal funcionamiento o daño de las células cerebrales. Una persona con demencia tiene dificultad para pensar, concentrarse, recordar y razonar, lo que interfiere con la vida diaria normal. La demencia puede ser permanente o temporal, dependiendo de la causa. La demencia senil es el tipo más común de demencia.

Las causas incluyen diversos procesos específicos de la enfermedad, de la misma manera que los síntomas de la disfunción de órganos, tales como dificultad para respirar, ictericia, o dolor son atribuibles a múltiples etiologías.

Diagnóstico y tratamiento

se realizan generalmente exámenes físicos y la historia clínica, una tomografía computarizada o una resonancia magnética para descartar defectos estructurales que podrían ser la causa de este trastorno y análisis de sangre para identificar una causa reversible de los síntomas.

El tratamiento médico depende de la severidad de la enfermedad y pueden incluir: drogas que afectan a la serotonina-, bloqueadores de la dopamina, inhibidores de colinesterasa, estabilizadores del estado de ánimo y / o estimulantes tales como metilfenidato para aumentar la actividad y la espontanei...