Diabetes (azúcar en sangre elevado)


Abdomen | Endocrinología y Metabolismo | Diabetes (azúcar en sangre elevado) (Disease)


Descripción

Una persona con diabetes tiene una enfermedad crónica en la cual el cuerpo es incapaz de regular el azúcar en la sangre adecuadamente. Como resultado, los niveles de azúcar en la sangre se vuelven anormalmente altos. El azúcar en la sangre, o glucosa, es una importante fuente de energía para todas las células en el cuerpo. La insulina es una hormona producida por el páncreas. La insulina regula el nivel de glucosa en la sangre. Hay dos tipos principales de diabetes: la diabetes tipo 1, que comienza en la infancia, y la diabetes tipo 2, que afecta en su mayoría a adultos de mediana edad.

Causas y factores de riesgo

Nuestro cuerpo depende de la glucosa en la sangre para obtener energía. La insulina estimula las células del cuerpo para utilizar esta glucosa como energía para alimentar una amplia gama de funciones. Cuando una persona tiene diabetes, el páncreas no produce suficiente insulina o las células del cuerpo no responden adecuadamente a la hormona.

Con el tiempo, la diabetes puede causar ceguera, insuficiencia renal y daño nervioso. Esto es el resultado de daños en los vasos pequeños, conocidos como enfermedad micro vascular. La diabetes es también un factor importante en la aceleración del endurecimiento y estrechamiento de las arterias (ateroesclerosis), que conducen a los accidentes cerebros vasculares, enfermedad cardiaca coronaria y otras enfermedades de los vasos sanguíneos grandes (enfermedad macro vascular).

La causa de la diabetes tipo 1 es desconocida, pero se cree que los factores genéticos y ambientales (posiblemente los virus) están involucrados. Lo que se sabe es que el sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye las células productoras de insulina en el páncreas. Cuando la glucosa no puede entrar en las células, se acumula en la sangre, privando a las células de la nutrición.

La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes, que representan el 90%- 95% de los casos. La causa exacta de la enfermedad es desconocida. Sin embargo, a veces es hereditaria. Aunque una persona puede heredar una tendencia a desarrollar diabetes tipo 2, por lo general debe existir otro factor, como la obesidad, para provocar la enfermedad. Es una enfermedad crónica que no tiene cura conocida.

Diagnóstico y tratamiento

Los pacientes con diabetes de tipo 1, tipo 2 y gestacional, necesitan administrarse insulina u otros medicamentos. Las personas con una diabetes muy difícil de controlar pueden ser candidatos para un trasplante de páncreas, un trasplante de riñón y páncreas o un trasplante de células de los islotes, después de sopesar cuidadosamente los riesgos y beneficios.

...