Ahogamiento


Pecho | Neumología | Ahogamiento (Disease)


El ahogamiento es la muerte por asfixia causada por la entrada de agua en los pulmones y la falta de absorción de oxígeno que conduce a la hipoxia cerebral. También se refiere a la supervivencia en un evento de este tipo, en el cual la inhalación inconsciente de agua puede conducir a graves complicaciones secundarias, incluyendo la muerte.

La tasa de mortalidad por ahogamiento no refleja el potencial de morbilidad causada por las lesiones cerebrales para aquellos que sobreviven a un episodio de ahogamiento.

Causas y factores de riesgo

El ahogamiento ocurre cuando el agua entra en contacto con la laringe (caja de voz).

Después de un grito de asombro, existe una explosión inicial de la respiración voluntaria. Esta es seguida por el espasmo de la laringe y el desarrollo de la hipoxemía, o disminución de los niveles de oxígeno en el torrente sanguíneo.

La falta de oxígeno hace que el metabolismo aeróbico se detenga y se produzca una acidosis. Si no se corrige rápidamente puede conducir a problemas en el sistema de la conducción eléctrica del corazón (paro cardiaco) y a la falta de suministro de sangre al cerebro.

A medida que disminuye la función del cuerpo, la laringe puede relajarse y permitir que el agua entre en los pulmones. Sin embargo, hasta un 20% de las víctimas de ahogamiento sufren un espasmo persistente de la laringe, no llegándose a aspirar el agua (esto era conocido antes como ahogamiento en seco).

Un ahogamiento inminente significa que una persona casi muere por no poder respirar estando bajo el agua. La definición oficial es la supervivencia durante más de 24 horas después de ser rescatado. Se estima que entre 6. 000-8. 000 personas mueren por ahogamiento cada año. Las causas más comunes son: el consumo de alcohol, lesiones en la cabeza, intento de suicidio, caer al agua a través de capas finas de hielo, habilidades pobres de natación, niños sin vigilancia cerca de masas de agua, y personas tratando de salvar a alguien que se está ahogando.

Diagnóstico y tratamiento

Las pruebas se realizan de acuerdo con la gravedad de las lesiones y el tiempo que el paciente está bajo el agua. Después de la eliminación de esta, la resucitación cardio-pulmonar inmediata, si la persona no está respirando, es esencial para la supervivencia. Hasta un tercio de los pacientes que han estado a punto de ahogarse sufren de daño cerebral moderado o severo.

El tratamiento en el hospital también dependerá de las lesiones asociadas y el tiempo bajo el agua. Algunos pacientes podrán volver a casa después de un período de observación, mientras que otros necesitarán ingresar en el hospital. ...