Embolia grasa


Pecho | Cardiología | Embolia grasa (Disease)


Descripción

Una embolia grasa es una gran gota de grasa que entra en el torrente sanguíneo. Ocurre más comúnmente después de una fractura de la pelvis, fémur o la tibia. Las fracturas múltiples son más propensas de conducir a una embolia grasa que las fracturas simples.

Los síntomas suelen comenzar entre 12 y 72 horas después de la lesión y se producen cuando las gotitas de grasa pequeñas obstruyen los vasos sanguíneos de los pulmones o el cerebro. La obstrucción reduce el flujo sanguíneo dirigido a partes del pulmón o el cerebro, causando un mal funcionamiento en esas zonas.

La embolia grasa puede ser de dos tipos: (1) embolia pulmonar grasa, obstrucción generalizada que causa muerte súbita, (2) la embolia grasa sistémica, cuando queda atascada en los capilares de órganos como el cerebro, los riñones y la piel, causando hemorragias y micro infartos.

Causas y factores de riesgo

Los pedazos de grasa de la médula ósea entran en los vasos sanguíneos del cuerpo que transportan la sangre de regreso al corazón (venas). Estas partículas de grasa viajan a través del corazón y se alojan en los pulmones, causando los síntomas experimentados. Este trastorno puede ocurrir durante la cirugía o después de una lesión traumática. Un escenario común es en la médula ósea si la grasa entra en las venas después de una fractura de un hueso largo, tal como el fémur o la pelvis, o después de la cirugía en estos huesos. Esta enfermedad es grave, un 10% -20% de los pacientes no sobreviven al evento.

El embolo de grasa va al pulmón y ocluye los capilares pulmonares. La embolia grasa puede causar cor pulmonare si la vasodilatación pulmonar compensatoria no se produce.

Los ácidos grasos libres circulantes son directamente tóxicos para los neumocitos y el endotelio capilar del pulmón, causan una hemorragia intersticial, edema y neumonitis química.

Diagnóstico y tratamiento

La medida profiláctica más eficaz es la reducción de fracturas de huesos largos, tan pronto como sea posible después de la lesión. El tratamiento incluye la posible anti coagulación, la estabilización de las fracturas, el filtrado de la vena cava inferior, oxígeno, apoyo terapéutico y hospitalización.

...