Convulsión febril (convulsiones por la fiebre)


Cabeza | Medicina General | Convulsión febril (convulsiones por la fiebre) (Disease)


Descripción

Una convulsión febril es una convulsión asociada con un aumento significativo de la temperatura corporal. Ocurre más comúnmente en niños entre las edades de 6 meses a 6 años y son dos veces más comunes en niños que en niñas.

Durante una convulsión febril, el niño a menudo pierde el conocimiento y mueve las extremidades en ambos lados del cuerpo. Menos comúnmente, el niño se pone rígido o tiene contracciones en sólo una parte del cuerpo, tal como un brazo o una pierna, La mayoría de las convulsiones febriles duran un minuto o dos, aunque algunas pueden ser tan breves como algunos segundos mientras que otras duran más de 15 minutos.

Causas y factores de riesgo

Las convulsiones febriles sólo ocurren cuando hay un aumento repentino de la temperatura corporal. La fiebre suele ser debida a una enfermedad viral o, a veces, una infección bacteriana. El cerebro en crecimiento de un niño es más sensible a la fiebre que un cerebro adulto. Las convulsiones febriles tienden a darse en familias, aunque la razón de esto es desconocida.

Diagnóstico y tratamiento

A pesar de que pueden asustar a los padres, la gran mayoría de las convulsiones febriles son inofensivas. Durante una convulsión, existe una pequeña posibilidad de que el niño resulte lesionado por una caída o se ahogue por alimento o saliva en la boca. El uso adecuado de los primeros auxilios para convulsiones ayuda a evitar estos peligros

El tratamiento incluye: medicamentos anti-inflamatorios / antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno), paracetamol y antibióticos si se encuentra o se sospecha de una infección bacteriana. El ingreso hospitalario se considerará si el niño no se recupera cuando la fiebre desaparece, en infecciones graves, o si hay múltiples ataques.

...