Diabetes gestacional (durante el embarazo)


Abdomen | Endocrinología y Metabolismo | Diabetes gestacional (durante el embarazo) (Disease)


Descripción

La diabetes mellitus gestacional (DMG) es una condición en la cual el nivel de glucosa es elevado y donde otros síntomas de la diabetes aparecen durante el embarazo, en una mujer que no ha sido previamente diagnosticados de diabetes. Todos los síntomas desaparecen después del parto.

La diabetes gestacional generalmente tiene pocos síntomas y se diagnostica con mayor frecuencia mediante el cribado durante el embarazo. Las pruebas de diagnóstico detectan niveles inadecuadamente altos de glucosa en muestras de sangre. La diabetes gestacional afecta a un 3-10% de los embarazos, dependiendo de la población estudiada, por lo que puede ser un fenómeno natural.

Los síntomas comunes de la diabetes gestacional incluyen visión borrosa, fatiga, sed aumentada, y aumento de la micción. Otros síntomas incluyen mareos, desmayos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos y aumento de peso durante el embarazo.

Causas y factores de riesgo

A diferencia de la diabetes tipo 1, la diabetes gestacional no es causada por una falta de insulina, sino por el bloqueo de los efectos de otras hormonas en la insulina que se produce, una condición referida como resistencia a la insulina.

Al igual que con la diabetes mellitus en el embarazo, en general, los bebés nacidos de madres con diabetes gestacional suelen tener un mayor riesgo de problemas como ser grandes para su edad gestacional (que puede conducir a complicaciones en el parto), tener el azúcar bajo en la sangre e ictericia. La diabetes gestacional es una condición tratable y las mujeres que tienen un control adecuado de los niveles de glucosa pueden reducir estos riesgos.

Diagnóstico y tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir los riesgos de DMG para la madre y el niño.

La evidencia científica está empezando a mostrar que niveles de glucosa controlados pueden dar lugar a complicaciones fetales menos graves (como macrosomía) y aumento de la calidad de vida de la madre. Lamentablemente, el tratamiento de DMG también se acompaña de más niños ingresados en las salas de neonatología y más inducciones de parto, sin disminución comprobada de las tasas de cesárea o la mortalidad perinatal. Estos resultados son aún recientes y controvertidos.

...