Encefalopatía hepática (insuficiencia hepática confusión)


Cabeza | Neurología | Encefalopatía hepática (insuficiencia hepática confusión) (Disease)


Descripción

La encefalopatía hepática es un síndrome observado en pacientes con cirrosis. La encefalopatía hepática se define como un espectro de anomalías neuropsiquiátricas en pacientes con disfunción hepática, después de la exclusión de otras enfermedades conocidas del cerebro.

Un trabajo importante del hígado es transformar sustancias tóxicas, o bien elaboradas por el cuerpo o ingeridas (como los medicamentos) y hacerlos inofensivos. Sin embargo, cuando el hígado está dañado, estos venenos se acumulan en el torrente sanguíneo.

Los síntomas aparecen gradualmente e incluyen confusión, agitación, cambios en el comportamiento, falta de concentración, problemas para dormir, cambios de personalidad, trastornos del habla, movimientos anormales de los brazos y las piernas, convulsiones y coma.

Causas y factores de riesgo

La enfermedad es causada por la acumulación de sustancias tóxicas que se metabolizan normalmente por el hígado. El trastorno se desencadena por infecciones, deshidratación, hemorragia del tracto intestinal, comer demasiada proteína, los problemas de la química sanguínea, los niveles bajos de oxígeno, la insuficiencia renal, el uso de medicamentos que inhiben el sistema nervioso central (como los barbitúricos o los tranquilizantes benzodiacepínicos), colocación de derivaciones o cirugía.

La encefalopatía hepática se caracteriza por cambios de personalidad, deterioro intelectual, y una disminución del nivel de conciencia. Un requisito previo importante para el síndrome es la desviación de la sangre portal a la circulación sistémica a través de los vasos colaterales porto sistémicos.

Diagnóstico y tratamiento

La encefalopatía hepática puede convertirse en una emergencia médica. Se requiere hospitalización. El primer paso es identificar y tratar los factores que pueden haberla causado.

El tratamiento de la cirrosis incluye: la evitación estricta de alcohol; evitación de acetaminofenol y otros medicamentos de venta sin receta que son metabolizados por el hígado. Las dietas para la enfermedad hepática son: dieta baja en sodio, dieta baja en proteínas y dieta alta en carbohidratos. ...