La hipertensión (presión arterial elevada)


Pecho | Cardiología | La hipertensión (presión arterial elevada) (Disease)


La hipertensión arterial (HTA) o hipertensión, es una enfermedad crónica en la que se eleva la presión sanguínea en las arterias. Esto requiere que el corazón trabaje más fuerte de lo normal para hacer circular la sangre por los vasos sanguíneos. La presión sanguínea incluye dos mediciones, sistólica y diastólica, que dependen de si el músculo del corazón se contrae (sístole) ose relaja entre latidos (diástole). La presión arterial normal en reposo está dentro del rango de 100-140 mmHg la sistólica (lectura de la parte superior) y 60-90mmHg la diastólica (lectura inferior). La presión arterial alta se dice que está presente si es persistente en o por encima de 140/90 mmHg.

La hipertensión se clasifica como hipertensión primaria (esencial) o hipertensión secundaria; aproximadamente el 90-95% de los casos se clasifican como hipertensión primaria lo que significa que la presión arterial es alta sin causa médica subyacente obvia. El 5-10% de los casos restantes (hipertensión secundaria) son causados por otras condiciones que afectan a los riñones, las arterias, el corazón o el sistema endocrino.

Causas y factores de riesgo

La hipertensión es un importante factor de riesgo para el accidente cerebro vascular, infarto de miocardio (ataques al corazón), insuficiencia cardíaca, aneurismas de las arterias (por ejemplo, aneurisma de la aorta), enfermedad arterial periférica y es una causa de la enfermedad renal crónica. Incluso una elevación moderada de la presión sanguínea arterial se asocia con una esperanza de vida más corta.

Diagnóstico y tratamiento

Cambios en la dieta y estilo de vida pueden mejorar el control de la presión arterial y disminuir el riesgo de complicaciones de salud asociadas, aunque el tratamiento farmacológico es a menudo necesario en personas para las que los cambios de estilo de vida resultan ineficaces o insuficientes.

...