Picaduras de medusa


Piel | Dermatología | Picaduras de medusa (Disease)


Las picaduras de medusas son problemas relativamente comunes para la gente al nadar, vadear o bucear en aguas marinas. Los largos tentáculos detrás del cuerpo de la medusa pueden descargar miles de aguijones de púas microscópicas que liberan veneno en la piel.

Las picaduras de medusas pueden variar grandemente en severidad. Más a menudo resultan en dolor inmediato y rojez, con marcas en la piel. Algunas picaduras de medusas pueden provocar una enfermedad en todo el cuerpo (sistémica), y en casos raros, ser potencialmente mortales.

Causas y factores de riesgo

Los tentáculos contienen aguijones de púas microscópicas (nematocistos). Cada nematocisto se compone de una pequeña bomba que contiene veneno y una espiral, tubo de punta afilada. La medusa utiliza el veneno para protegerse y matar a sus presas.

Cuando algo entra en contacto con el tentáculo - un pez o un ser humano – ocurren pequeños desencadenantes en la superficie de liberación del tentáculo. El tubo penetra en la piel y libera el veneno, lo que afecta a la zona inmediata de contacto y puede entrar en el torrente sanguíneo. Las medusas que han varado en una playa aún pueden liberar aguijones venenosos si se tocan.

Diagnóstico y tratamiento

La mayoría de las picaduras de medusas pueden ser tratadas con remedios caseros destinados a desactivar aguijones y aliviar el dolor. Las personas que experimentan reacciones graves o sistémicas necesitan atención inmediata de emergencia que pueden incluir: la reanimación, el soporte vital, un antídoto, y el control del dolor. Las personas que tienen aguijones que cubren un área grande o que han experimentado reacciones graves o sistémicas suelen ser observadas durante al menos seis u ocho horas debido a posibles reacciones tardías.

...