Absceso hepático (acumulación de pus)


Abdomen | Gastroenterología | Absceso hepático (acumulación de pus) (Disease)


Un absceso es una acumulación de pus (un fluido espeso de la sangre formado por tejido muerto y gérmenes). Los abscesos en el hígado son causados por la presencia de organismos bacterianos, parásitos, o hongos que se propagan desde el tracto digestivo.

Un quiste es similar a un absceso, pero sin pus. Hay diferentes tipos de quistes que se pueden encontrar en el hígado, incluyendo los llamados quistes simples y los quistes múltiples vinculados a la enfermedad del hígado poliquístico (PCLD). Tanto los quistes poliquísticos como los simples son congénitos.

Causas y factores de riesgo

Son muchas las causas potenciales de los abscesos hepáticos, incluyendo: Infección abdominal como la apendicitis, la diverticulitis o un intestino perforado, una infección sanguínea, la infección de los conductos del drenaje biliar, una endoscopia reciente de los conductos biliares o un trauma que cause daño al hígado.

Las bacterias más comunes que causan abscesos hepáticos son: bacteroides, enterococos, Escherichia coli, Klebsiella, Estafilococo y Estreptococo.

Diagnóstico y tratamiento

Se suele realizar un hemocultivo y un cultivo del líquido del absceso para identificar el organismo causante. La ecografía, la TC, la RM y / o el ultrasonido se utilizan para identificar el absceso. La evacuación del líquido del absceso también puede ser recomendada.

El tratamiento depende del tamaño y la ubicación del absceso. La mayoría de los abscesos deben drenarse y esto se realiza a través de la piel o quirúrgicamente. También se prescriben antibióticos, pero no es probable que estos eliminen la infección por si solos.

...