Masa orbitaria


General u Otro | - Otros | Masa orbitaria (Disease)


La órbita en sentido amplio describe la cavidad que contiene estructuras esenciales para la función ocular y la estructura ósea que las envuelve. Dado que la órbita es una pequeña área anatómica con poco espacio desaprovechado, las lesiones ocupantes de espacio que aumentan el volumen orbital pueden resultar en proptosis del globo y pueden afectar negativamente a la función muscular visual y extraocular.

Una masa orbital tiene un relativamente amplio diferencial: tumores (linfomas, metástasis, los tumores de la glándula lagrimal o conducto, rhabdomyosarcosma o la órbita, retinoblastoma, meningioma del nervio óptico, glioma del nervio óptico, schwannoma, neurofibroma, dermoide), pseudotumor orbitario, sarcoidosis orbital, lesiones vascular (hemangioma capilar, en la infancia, hemangioma cavernoso, varices orbitales venosas y lympangioma).

Los síntomas de un tumor orbital pueden incluir protrusión del globo ocular (proptosis), dolor, pérdida de visión, visión doble, enrojecimiento, hinchazón de los párpados, o una masa obvia. Algunos tumores son visibles y por lo tanto, fácilmente identificables, mientras que otros no presentan síntomas hasta que son lo suficientemente grandes como para desplazar el globo ocular.

Causas y factores de riesgo

La mayoría de los tumores orbitales son benignos infancia y son el resultado de anormalidades en el desarrollo. Los tumores orbitales comunes en los niños son los dermoides (quistes de la mucosa del hueso) y hemangiomas (tumores de vasos sanguíneos). Los tumores malignos son poco comunes en los niños, pero una masa de rápido crecimiento debe ser motivo de preocupación. El rabdomiosarcoma es el tumor maligno más común que afecta a los niños, y por lo general ocurre entre los 7 y 8 años. Este tumor particular crece rápidamente y puede ser potencialmente mortal si crece en el cerebro o se extiende a los pulmones.

Los tumores orbitarios más comunes en adultos son también tumores de los vasos sanguíneos, incluyendo los hemangiomas, lumphangiomas y malformación arteriovenosas. Los tumores de los nervios, la grasa, y los senos que rodean ocurren con menos frecuencia. Los linfomas son los tumores orbitarios malignos más frecuentes en los adultos. Tumores metastásicos más frecuentemente surgen de la mama y de la próstata, las células basales pueden invadir la órbita, la piel circundante y las cavidades de los senos.

Diagnóstico y tratamiento

El tratamiento de la masa orbital depende del tamaño y el tipo de tumor, y puede incluir: la quimioterapia, la radioterapia, y / o cirugía.

...