Sobredosis de acetaminofeno (tylenol)


General u Otro | - Otros | Sobredosis de acetaminofeno (tylenol) (Disease)


Descripción

El acetaminofeno es un medicamento en venta sin receta (de uso común), y la sobredosis de acetaminofeno (paracetamol), es una de las intoxicaciones más comunes en todo el mundo.

Los efectos de una sobredosis variarán, dependiendo de varios factores, incluyendo la dosis de acetaminofén y si fue tomado con otros medicamentos, alcohol o drogas.

Poco después de tomar una sobredosis de acetaminofeno (paracetamol), la persona puede no tener ningún síntoma de haber tomado una cantidad tóxica. Puede permanecer asintomática hasta 24 horas después de tomar una sobredosis tóxica de acetaminofeno.

Después de este período inicial, los siguientes síntomas son comunes en la intoxicación por paracetamol: náuseas, vómitos, no se siente bien, no puede comer o tiene poco apetito, y dolor abdominal. El acetaminofeno en sobredosis puede dañar seriamente el hígado. Si el daño es grave, un trasplante de hígado puede ser necesario para salvar la vida.

Causas y factores de riesgo

Una sobredosis puede ocurrir como resultado de una sobredosis de una sola vez, intencional o accidental. Sin embargo, también puede resultar crónicamente, tomando una dosis de acetaminofeno (paracetamol) que es demasiado alta continuadamente. El acetaminofén es un ingrediente común en una amplia variedad de productos sin receta y con receta, y la sobredosis accidental, a menudo es el resultado de tomar varios productos que contienen resultados de acetaminofeno.

El resultado para alguien que tiene una sobredosis de acetaminofeno (paracetamol), depende en gran medida de tres factores: la cantidad de acetaminofeno ingerido, el tiempo hasta el tratamiento de emergencia, y la salud general inicial de la persona.

Diagnóstico y tratamiento

Si se toma una dosis tóxica, y se retrasa el tratamiento de emergencia, puede derivar en insuficiencia hepática. La insuficiencia hepática puede significar que se necesite un trasplante de hígado. Alternativamente, si el tratamiento de una sobredosis tóxica se inicia temprano, la persona puede recuperar sin problemas la salud a largo plazo.

Si un paciente presenta múltiples ingestiones o ingestión crónica de dosis terapéuticas excesivas de APAP durante horas o días, hay que evaluar la presencia persistente de un suero APAP, y los indicadores de concentración en un laboratorio de hepatotoxicidad.

Comenzar la terapia de N - acetilcisteína (NAC) si el paciente ha elevado la aspartato aminotransferasa (AST), y los niveles de alanina aminotransferasa (ALT) o una concentración del suero APAP medibles.

Si un paciente presenta 8-24 horas o después, una ingesta aguda, iniciar el tratamiento de la NAC y evaluar con pruebas de laboratorio de hepatotoxicidad. Si existe evidencia de hepatotoxicidad, continuar el tratamiento de la NAC y consultar con un centro regional de control de envenenamientos, para obtener orientación sob...