Dolores, fiebre


General u Otro | - Otros | Dolores, fiebre (Disease)


El dolor es una sensación desagradable que es transportada al cerebro por las neuronas sensoriales. El malestar señala un perjuicio real o potencial para el cuerpo.

Sin embargo, el dolor es más que una sensación, o la conciencia del dolor físico, sino que también incluye la percepción y la interpretación subjetiva de la molestia. La percepción proporciona información sobre la ubicación del dolor, intensidad, y algo sobre su naturaleza. Las diversas respuestas conscientes e inconscientes a la sensación y la percepción, incluida la respuesta emocional, añaden otra definición para el concepto global del dolor.

La fiebre es el aumento temporal de la temperatura del cuerpo en respuesta a alguna enfermedad o trastorno.

Un niño tiene fiebre cuando la temperatura está en o por encima de estos niveles: 100,4 ° F (38 ° C) medida en las nalgas (rectal); 99,5 ° F (37,5 ° C) medida en la boca (vía oral), 99 ° F (37,2 ° C) medida bajo el brazo (axilar). Un adulto probablemente tiene fiebre cuando la temperatura está por encima de 99 a 99,5 ° F (37,2 - 37. 5 ° C), dependiendo de la hora del día.

Causas y factores de riesgo

El dolor surge de un gran número de situaciones. La lesión es una causa importante, pero el dolor también puede surgir de una enfermedad. Puede acompañar a una condición psicológica, tal como depresión, o incluso puede ocurrir en ausencia de un detonador reconocible.

El dolor es el síntoma más común de lesiones y enfermedades, y sus descripciones pueden variar en intensidad de un dolor leve a agonía insoportable. Los nociceptores tienen la capacidad de transmitir información al cerebro que indica la ubicación, la naturaleza y la intensidad del dolor. Por ejemplo, al pisar un clavo envía un mensaje lleno de información al cerebro: el pie ha sufrido una herida punzante que le duele mucho.

La percepción del dolor también varía dependiendo de su ubicación. Los tipos de estímulos que provocan una respuesta de dolor en la piel incluyen punzante, cortante, aplastamiento, quemaduras y congelación. Estos mismos estímulos no generarían una respuesta en el intestino. El dolor intestinal se debe a estímulos tales como hinchazón, inflamación y distensión. Casi cualquier infección puede causar fiebre.

Diagnóstico y tratamiento

En general, si la fiebre no causa incomodidad, no tiene por qué ser tratada. No es necesario despertar un adulto o un niño para tratar la fiebre a menos que se lo indique su médico.

Para reducir la fiebre en casa se pueden usar los siguientes medicamentos: acetaminofeno, ibuprofeno, y aspirina.

...