Ascitis


Abdomen | Gastroenterología | Ascitis (Disease)


La ascitis es un término relativo al aparato digestivo que designa una acumulación de líquido en la cavidad peritoneal. Es también conocida como el exceso de fluido en la cavidad peritoneal.

Una persona con ascitis generalmente tiene una enfermedad grave del hígado.

Causas y factores de riesgo

La ascitis debida a una enfermedad hepática, es causada por la alta presión en los vasos sanguíneos del hígado y niveles bajos de albúmina. La cirrosis, y cualquier enfermedad que conduzca a ella, es una causa frecuente de ascitis. A largo plazo, las infecciones con hepatitis C o B y el abuso del alcohol son dos de las causas más comunes de la cirrosis. La ascitis también puede ser el resultado de un cáncer (ascitis maligna). Estos tipos de ascitis son típicamente manifestaciones de cánceres avanzados en los órganos de la cavidad abdominal, como por ejemplo, cáncer de colon, cáncer de páncreas, cáncer de estómago, cáncer de mama, linfoma, cáncer de pulmón o cáncer de ovario.

Otras condiciones que pueden conducir a este problema son: coágulos en las venas del hígado, insuficiencia cardíaca congestiva y pancreatitis.

La diálisis renal también puede estar asociada con la ascitis. Si esta es leve puede no haber síntomas asociados.

A medida que se acumula más líquido, se observa con frecuencia el aumento de la circunferencia abdominal. Suele darse dolor abdominal, falta de aire y el derrame pleural.

Diagnóstico y tratamiento

Se debe realizar: un conteo sanguíneo completo (CBC), el perfil metabólico básico y un análisis de las enzimas hepáticas y de la coagulación.

La condición que cause ascitis será tratada, si es posible.

El tratamiento puede incluir: diuréticos, antibióticos (si se desarrolla una infección), limitar la sal en la dieta (no más de 1. 500 mg / día de sodio) y evitar el alcohol.

Los procedimientos utilizados para las ascitis que no responden al tratamiento médico son: la colocación de un tubo en el área para eliminar grandes volúmenes de líquido y la derivación transyugular intra hepática porto-sistémica.

Los pacientes que desarrollen una enfermedad terminal del hígado y no respondan a tratamiento necesitarán un trasplante.

...