Derrame pleural (líquido en el pecho anormal)


Pecho | Neumología | Derrame pleural (líquido en el pecho anormal) (Disease)


Descripción

Un derrame pleural es una acumulación anormal de líquido en el espacio pleural que resulta de la producción de exceso de líquido o la disminución de la absorción. Es la manifestación más común de la enfermedad pleural, con etiologías que van desde trastornos cardiopulmonares sintomáticos a enfermedades inflamatorias o malignas que requieren evaluación y tratamiento urgentes.

Hay dos tipos de derrame pleural: el trasudado y el exudado. Este es un punto muy importante porque los dos tipos de líquidos son muy diferentes, el tipo de líquido determina la enfermedad causante del derrame. También sugieren la mejor forma de tratamiento.

El síntoma clave de un derrame pleural es la falta de aire. El fluido que llena el espacio pleural dificulta que los pulmones se expandan completamente, haciendo que el paciente respire más con el fin de obtener suficiente oxígeno. Cuando la pleura parietal se irrita, el paciente puede presentar dolor leve que pasa rápidamente o, a veces, un dolor pleurítico agudo y punzante. Algunos pacientes tienen una tos seca.

Causas y factores de riesgo

El derrame pleural se produce cuando se acumula demasiado líquido en el espacio pleural (el espacio entre las dos capas de la pleura). Se conoce comúnmente como agua en los pulmones. Se caracteriza por dolor en el pecho, dificultad para respirar, molestias gástricas (dispepsia), y tos. El derrame pleural en sí no es una enfermedad tanto como el resultado de muchas enfermedades diferentes. Por esta razón, no hay ningún paciente típico en términos de edad, sexo, u otras características. En su lugar, cualquier persona que desarrolla una de las muchas condiciones que pueden producir un derrame puede verse afectada.

Diagnóstico y tratamiento

En primer lugar debe ser tratada la causa de la acumulación de líquido. El fluido se elimina generalmente con una aguja o un catéter. Dependiendo de la causa y del fluido, otras opciones de tratamiento incluyen: la quimioterapia, la radioterapia, o infundir medicamentos dentro del tórax para prevenir la reacumulación de líquido después del drenaje.

...