Dismenorrea primaria (menstruacion dolorosa)


Pelvis | Ginecología | Dismenorrea primaria (menstruacion dolorosa) (Disease)


Descripción

La dismenorrea primaria es el dolor menstrual tipo cólico sin ninguna patología evidente, ocurre hasta en el 50% de las mujeres que menstrúan y causa una interrupción significativa en la calidad de vida y el absentismo.

Causas y factores de riesgo

La comprensión actual implica una cantidad excesiva o desequilibrada de prostanoides y eicosanoides posiblemente liberados del endometrio durante la menstruación. El útero es inducido a contraerse con frecuencia arrítmicamente, y se produce un aumento del tono basal y de la presión activa creciente.

Diagnóstico y tratamiento

La Hipercontractilidad uterina, la disminución del flujo sanguíneo uterino y el aumento de la hipersensibilidad nerviosa periférica inducen al dolor. El diagnóstico se basa la historia y los resultados negativos de la evaluación pélvica.

Para el tratamiento de la dismenorrea primaria, la mayoría de los médicos prescriben medicamentos antiprostaglandinos o AINEs (antiinflamatorios no esteroideos) como la aspirina, el ibuprofeno, el ketoprofeno o el naproxeno. Estos fármacos inhiben la síntesis de prostaglandinas, disminuyendo las contracciones del útero y reduciendo el flujo menstrual. La toma de estos medicamentos debe iniciarse en la aparición del sangrado para evitar el uso accidental en el embarazo temprano, y se da por 2-3 días.

Los anticonceptivos orales son otra alternativa. Al detener la ovulación y la disminución de los niveles de prostaglandinas, eliminan los calambres.

El tratamiento de la dismenorrea secundaria depende de la causa. La endometriosis es la causa más común de la dismenorrea secundaria. Dependiendo de la etapa de la enfermedad y la edad de la mujer y el deseo de tener hijos, los métodos de tratamiento varían de un tratamiento farmacológico conservador (andrógenos, progestágenos, anticonceptivos orales y agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina) hasta los procedimientos quirúrgicos.

Si el problema es la adenomiosis, puede ser necesaria una histerectomía. La enfermedad pélvica inflamatoria puede ser tratada con antibióticos. Los fibromas uterinos, tumores fibroides y los tumores pélvicos suelen ser tratados quirúrgicamente. El estrechamiento cervical se puede corregir con cirugía.

...