Síndrome de Reye


General u Otro | Gastroenterología | Síndrome de Reye (Disease)


El síndrome de Reye es una enfermedad extremadamente rara, pero grave, que puede afectar al cerebro y al hígado, se produce más comúnmente en los niños que se recuperan de una infección viral. El síndrome de Reye predominantemente afecta a niños entre 4 y 14 años de edad, y ocurre con mayor frecuencia cuando las enfermedades virales son epidémicas, como durante los meses de invierno o después de un brote de varicela o influenza B. La duración varía con la gravedad de la enfermedad, que puede variar de leve y autolimitada, a raramente,la muerte en cuestión de horas. Aunque la gravedad varía, el síndrome de Reye es una enfermedad potencialmente mortal, que debe tratarse como una emergencia médica.

Causas y factores de riesgo

El síndrome de Reye es repentino (agudo), daña el cerebro (encefalopatía), y causa problemas de la función hepática de causa desconocida. El síndrome se ha producido con el uso de la aspirina para tratar la varicela o la gripe en los niños. Sin embargo, se ha vuelto muy raro desde que la aspirina ya no se recomienda para el uso rutinario en los niños. Aunque ha habido una amplia investigación en la causa del síndrome de Reye, aún no se entiende completamente.

Diagnóstico y tratamiento

Como se ha mencionado anteriormente, el uso de aspirina o medicamentos que contengan aspirina para tratar a los niños con algunas infecciones virales como: la varicela,la gripe, y la gastroenteritis; se ha demostrado que se asocia con el desarrollo de la enfermedad. En última instancia, las causas de los síntomas asociados con el síndrome de Reye, se relacionan con la disfunción del hígado y un aumento resultante en los niveles séricos de amoníaco y otras toxinas. Estas toxinas causan un aumento de la presión en el cerebro, y la hinchazón conduce a la disfunción cerebral y puede progresar hasta la muerte. Los resultados de laboratorio anormales más comunes para el síndrome de Reye, incluyen: enzimas hepáticas elevadas, niveles elevados de amoníaco y los niveles de glucosa sérica baja. El tratamiento es de apoyo, e incluso con tratamiento, los casos graves resultan en daño cerebral y muerte. No existe ningún tratamiento específico.

La atención de apoyo se basa en el escenario, con un tratamiento agresivo para corregir o prevenir alteraciones metabólicas, (particularmente la hipoglucemia y la hiperamonemia), y para prevenir o controlar el edema cerebral. ...