Convulsiones (epilepsia)


General u Otro | Neurología | Convulsiones (epilepsia) (Disease)


Descripción

La epilepsia es una forma de retraso intelectual o enfermedad mental y no es contagiosa. Hay varios tipos de convulsiones y síntomas y cada tipo se comporta de manera diferente. Las convulsiones pueden durar desde unos segundos hasta varios minutos. La conciencia puede perderse o mantenerse durante el ataque, dependiendo del tipo de epilepsia. Algunas personas recuerdan lo que sucedió durante el ataque, mientras que otras no se dan cuenta de que tienen convulsiones.

Causas y factores de riesgo

La epilepsia es un trastorno neurológico común que se debe a factores que interfieren con los impulsos eléctricos en el cerebro. El sistema nervioso produce relámpagos repentinos, excesivos y desordenados, dando lugar a convulsiones que temporalmente interfieren con el control muscular, la eliminación fecal, el habla, la visión y la conciencia. Las convulsiones son alarmantes, sobre todo si son graves. Afortunadamente, el tratamiento reduce los impulsos eléctricos anormales en el cerebro y controla las convulsiones.

Las causas de la epilepsia no se conocen completamente. Menos de la mitad de las personas con epilepsia tienen una causa primaria identificada. La epilepsia puede ocurrir en individuos sin factores de riesgo. No siempre se puede identificar la causa. Esto se aplica, en particular, en muchas formas de epilepsia en niños. En algunas personas, se debe a una lesión, tumor o infección en el cerebro. Es más común en niños que en adultos. Es posible que sea familiar (es decir, más casos de epilepsia en la familia), pero no es obligado tener antecedentes familiares de epilepsia para padecerla. Las crisis epilépticas se producen cuando las descargas eléctricas anormales de las neuronas alteran el equilibrio normal de los impulsos nerviosos.

Otras enfermedades que pueden provocar epilepsia son: un trauma en la cabeza; el Ictus u otras enfermedades que afectan el flujo de sangre al cerebro, la aterosclerosis arterial cerebral (depósitos de grasa), los tumores cerebrales, infecciones cerebrales, tales como meningitis o encefalitis, la enfermedad de Alzheimer, el abuso de alcohol, el abuso de drogas y el periodo de rehabilitación. Tumores en áreas de tejido cicatricial u otras enfermedades puede dañar un área determinada del cerebro y causar convulsiones parciales. Las convulsiones no son sólo síntomas de epilepsia.

Diagnóstico y tratamiento

La mayoría de los ataques epilépticos se controlan a través de la terapia con medicamentos, con fármacos anticonvulsivantes en particular. El tipo de tratamiento que se recete dependerá de varios factores, incluyendo la frecuencia y severidad de las crisis así como la edad de la persona, la salud general y la historia médica. Un diagnóstico preciso del tipo de epilepsia es también fundamental para elegir el mejor tratamiento.

...