Infecciones graves (sepsis)


General u Otro | Medicina de Urgencias | Infecciones graves (sepsis) (Disease)


La sepsis y la septicemia se consideran para referirse a una serie de condiciones patológicas causadas por bacteriemia. En la práctica médica de los términos se utilizan en conjunto para definir la misma condición, aunque más de la mitad de los pacientes con signos y síntomas de sepsis fueron positivos en el hemocultivo.

Los síntomas de la sepsis a menudo son inespecíficos e incluyen fiebre, escalofríos y síntomas constitucionales de fatiga, malestar, ansiedad o confusión. Estos síntomas no son patognomónicos para la infección y pueden ser vistos en una amplia variedad de condiciones inflamatorias no infecciosas. Pueden estar ausentes en las infecciones graves, especialmente en pacientes de edad avanzada.

Causas y factores de riesgo

La sepsis puede ser una respuesta a la infección causada por cualquier clase de microorganismos. La invasión microbiana del torrente sanguíneo, es esencial para el desarrollo de la sepsis, la diseminación local o sistémica de las moléculas que indican la presencia de microbios o toxinas también puede causar la respuesta. El Síndrome de respuesta inflamatoria sistémica puede tener una etiología infecciosa. En este síndrome, el tejido se aísla de una lesión primaria con los signos de la inflamación, tales como vasodilatación, aumento de la permeabilidad micro vascular y la acumulación de leucocitos. El deterioro de la función de los órganos puede variar ampliamente de una disfunción leve hasta la rotura franca. El término insuficiencia orgánica múltiple se define como un síndrome que es característico de desarrollar una disfunción fisiológica progresiva y potencialmente reversible en dos o más cuerpos a través de una variedad de lesiones, incluyendo la sepsis.

Los pacientes con las defensas defectuosas se encuentran en alto riesgo de desarrollar sepsis y fallo multiorgánico. Las principales causas son los medicamentos de quimioterapia, neoplasias, trauma severo, quemaduras, diabetes, insuficiencia del riñón o del hígado, y la asistencia respiratoria y hemodinámica invasiva. Varios ensayos clínicos han demostrado una mortalidad de 40-75% en los pacientes con insuficiencia orgánica múltiple con sepsis. Los factores de pronóstico negativos son la edad avanzada, la infección con un organismo resistente, inadecuado estado inmune del huésped y el estado nutricional deficiente. El desarrollo de una insuficiencia orgánica múltiple secuencial, a pesar de las medidas de apoyo adecuadas y la terapia antimicrobiana conducen a un pronóstico negativo.

Diagnóstico y tratamiento

El tratamiento temprano y agresivo aumenta las posibilidades de sobrevivir a la sepsis. Las personas con sepsis severa requieren una estrecha vigilancia y tratamiento en una unidad de cuidados intensivos de un hospital. Si usted tiene sepsis grave o shock séptico, pueden ser necesarias medidas de emergencia para estabilizar la respiración y la función cardíaca.

...