Enfermedad de transmisión sexual (ets)


Pelvis | Medicina General | Enfermedad de transmisión sexual (ets) (Disease)


Descripción

Las enfermedades de transmisión sexual o enfermedades venéreas son infecciones de transmisión sexual (normal, oral o anal), pero puede ser transmitidas de otras maneras. Entre los medios de transmisión de estas enfermedades, aparte de tener relaciones sexuales, podemos encontrar: contacto con el área infectada, el contacto con objetos infectados (agujas) o de madre a hijo.

Estas enfermedades se pueden clasificar en dos categorías: las principales enfermedades de transmisión sexual, entre ellas: la sífilis, la gonorrea, chancro blando, granuloma inguinal. Enfermedades menores de transmisión sexual, entre ellas: la tricomoniasis urogenital, la candidiasis urogenital, herpes genital, vegetaciones venéreas, molusco contagioso, sarna, piojos, y algunas formas de hepatitis viral. En la última década, la infección por VIH, la infección más peligrosa junto con la sífilis, causa epidemias sin precedentes. La expresión clínica de las enfermedades de transmisión sexual se produce sobre todo en el área genital, pero puede ser obvia en la boca, la piel o el ojo.

En los genitales, los síntomas son manifestados por flujo inusual, dolor pélvico, ardor, picazón, irritación, dolor durante el coito (dispareunia) o la micción (disuria). Todos estos síntomas no son obligatorios - algunos de ellos desaparecen por sí mismos, aunque la infección permanece crónica en el cuerpo.

Causas y factores de riesgo

Las ETS son causadas por bacterias y virus. Las ETS causadas por bacterias incluyen la clamidia, la gonorrea, la tricomoniasis y sífilis. Estas enfermedades de transmisión sexual son tratadas y curadas con antibióticos. El riesgo de infección por enfermedades de transmisión sexual es mayor en las relaciones sexuales con múltiples parejas cuando no se esté usando el condón como medio de protección, o cuando se inyectan drogas, o se tienen múltiples parejas sexuales.

Diagnóstico y tratamiento

El primer paso en el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual es la consulta médica y un diagnóstico correcto. No se recomienda el tratamiento empírico, o seguir la consulta informal de otras fuentes de información que a menudo no son correctas.

El tratamiento debe mantenerse durante el tiempo recomendado, incluso si los síntomas desaparecen, y las relaciones sexuales se pueden reanudar después de tres días de la interrupción del tratamiento de acuerdo con las recomendaciones de su médico.

...