Angiodema o Hinchazón de la Lengua


Boca | Anestesia | Angiodema o Hinchazón de la Lengua (Symptom)


Angioedema, también conocida por el término de edema de Quincke, se caracteriza por una rápida hinchazón de los tejidos de la lengua, que implica la dermis, tejido subcutáneo, mucosa y tejido submucoso. El término de edema angioneurótico fue utilizado para esta condición porque se creía que el sistema nervioso estaba implicado, pero esta hipótesis ya se ha desechado.

El angioedema puede causar dificultad repentina para respirar, tragar y hablar, acompañada de hinchazón de los labios, la cara y el cuello, según la zona del cuerpo afectada. La piel de la cara, normalmente alrededor de la boca, y la mucosa de la boca y / o garganta, así como la lengua, se hinchan durante un período de minutos a varias horas. La inflamación también puede ocurrir en otros lugares, típicamente en las manos. La inflamación puede causar picazón o dolor. También puede reducirse ligeramente la sensación en las zonas afectadas debido a la compresión de los nervios. La Urticaria o ronchas se pueden desarrollar simultáneamente.

El angioedema que afecta a la garganta y a la laringe es potencialmente peligroso para la vida, porque la inflamación puede bloquear las vías respiratorias, causando asfixia.

Causas

La causa más común es una reacción repentina de alergia a los alimentos. Con menor frecuencia, es el resultado de alergia a un medicamento como la penicilina, una reacción a una picadura de insecto o mordedura, o por infección, el estrés emocional, o la exposición a los animales, moho, polen, o condiciones frías. También existe una forma hereditaria de la enfermedad.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se hace en el cuadro clínico. Se llevan a cabo las pruebas rutinarias de sangre como hemograma, electrolitos, función renal, enzimas del hígado. Las células Mast triptasa células pueden ser elevadas si el ataque se debió a una reacción alérgica aguda. Cuando el paciente se ha estabilizado, las investigaciones particulares pueden aclarar la causa exacta.

Los casos severos se tratan con inyecciones de epinefrina y adrenalina, que pueden requerir intubación o traqueotomía, y una creación quirúrgica de un orificio en la tráquea, para evitar la asfixia. Los corticosteroides también se puede utilizar. En casos menos severos, los fármacos antihistamínicos pueden aliviar los síntomas. ...