Transpiración o Sudoración Excesiva


Piel | Dermatología | Transpiración o Sudoración Excesiva (Symptom)


descripción

La hiperhidrosis o sudoración excesiva, es un trastorno común que produce mucha infelicidad. Problemas axilas suelen comenzar alrededor de la pubertad, mientras que la palma y la sudoración único puede comenzar antes, a menudo durante la infancia. Sin tratamiento, estos problemas pueden continuar durante toda la vida.

La hiperhidrosis puede ser generalizada o localizada a partes específicas del cuerpo. Manos, los pies, las axilas y la zona de la ingle están entre las regiones más activas del sudor debido a la relativamente alta concentración de glándulas sudoríparas, sin embargo, cualquier parte del cuerpo puede ser afectado.

Las personas afectadas son constantemente conscientes de su condición y tratan de modificar su estilo de vida para adaptarse a este problema. Esto se puede deshabilitar en la vida profesional, académica y social, causando vergüenzas. Muchas de las tareas rutinarias pasan a convertirse en tareas imposibles, que psicológicamente pueden drenar estos individuos.

Causas

En la mayoría de los casos, la causa de la hiperhidrosis es desconocida. Algunas de las causas conocidas incluyen: obesidad, los cambios hormonales asociados con la menopausia, enfermedades asociadas con fiebre, como la infección o la malaria, una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo), diabetes, ciertos medicamentos.

La hiperhidrosis puede tener consecuencias fisiológicas tales como manos frías y pegajosas, deshidratación e infecciones cutáneas secundarias a la maceración de la piel. La hiperhidrosis puede tener devastadores efectos emocionales en la vida individual.

Diagnóstico y tratamiento

El enfoque para el tratamiento de la hiperhidrosis generalmente consiste en: antitranspirantes (los que contienen cloruro de aluminio pueden ser los más eficaces); prescripción-fuerza (antitranspirantes que contienen cloruro de aluminio hexahidratado); iontoforesis (dispositivo de paso directo a la electricidad a través de la piel usando agua del grifo), medicamentos orales (anticolinérgicos, que reducen la sudoración), cirugía (simpatectomía cervical, como último recurso). ...