Heces de Color Oscuro


Nalgas Recto | Gastroenterología | Heces de Color Oscuro (Symptom)


Las heces negras son una condición caracterizada por las heces de color muy oscuro o negro. En algunos casos, como la ingestión de sustancias o medicamentos como los suplementos de hierro, o consumir alimentos ricos en hierro las heces negras pueden ser normales.

Causas

Sin embargo, las heces negras también pueden ser causadas por una enfermedad grave, como el sangrado en el tracto digestivo causado por una úlcera péptica.

Las heces negras alquitranadas en textura y olor fétido, son un síntoma de la hemorragia gastrointestinal desde el esófago, el estómago o el intestino. Esto se denomina melena. La causa más común de la melena es la úlcera péptica. La melena, también puede ser un signo de sobredosis de drogas, si un paciente está tomando anticoagulantes, como warfarina. También es causada por los tumores, especialmente los tumores malignos que afectan el esófago, más comúnmente el estómago y menos comúnmente el intestino debido a su superficie sangrante. Otras causas médicas de la melena incluyen el sangrado de las úlceras, la gastritis, las varices esofágicas y el síndrome de Mallory-Weiss.

El sangrado rectal de sangre roja y brillante con coágulos, a veces mezclada con las heces, se llama Hematoquecia. La hematoquecia ocurre a menudo por el sangrado del tracto digestivo inferior, incluyendo el colon, el recto o el ano. Las cantidades muy pequeñas de sangre en las heces puede verse a simple vista y no cambia significativamente el color de las heces. Esto se llama sangre oculta fecal, que puede ser un síntoma de una enfermedad grave y puede encontrarse con pruebas médicas regulares de rutina.

Diagnóstico y Tratamiento

El tratamiento depende de la causa y de la intensidad de la hemorragia. Para una hemorragia grave, es importante ir a un hospital para el seguimiento y la evaluación. Después de la identificación de la causa que provoca las heces negras, deben realizarse los siguientes tratamientos:

-Se recomienda el reposo en cama.

-Evitar hacer cualquier actividad física extenuante.

-Trabajar estrictamente de acuerdo con las directrices de su médico.

-No tomar, alcohol y otros NSAIDs ( medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) salvo prescripción médica. ...