Inflamación de los Ganglios Linfáticos


Garganta | Endocrinología y Metabolismo | Inflamación de los Ganglios Linfáticos (Symptom)


La inflamación de los ganglios linfáticos, acompañada por otros síntomas, es una de las razones por las qué muchos pacientes (especialmente niños), consultan a su médico. Los nódulos linfáticos o ganglios linfáticos, desempeñan un papel importante en la capacidad del cuerpo para combatir virus, bacterias u otros factores que pueden desencadenar la enfermedad.

Causas

Muy a menudo, los ganglios linfáticos se hinchan y se inflaman debido a una infección. Sin embargo, existen varias causas posibles de la inflamación de los ganglios linfáticos. El tratamiento de la enfermedad que es la inflamación de los ganglios linfáticos o linfadenitis, depende de la causa que la provocó. En algunos casos, con el tiempo,el uso de analgésicos y compresas calientes puede aliviar la condición. El sistema linfático incluye una red de órganos, vasos y ganglios, ubicados en todo el cuerpo. En el cuerpo hay aproximadamente 600 ganglios linfáticos, en su mayoría situados en la cabeza y en el cuello. A menudo se hinchan los de la ingle o las axilas.

Los signos y síntomas varían dependiendo de la causa que llevó a la inflamación de los ganglios, estos son: El aumento del tamaño en una pulgada o más, la sensibilidad y dolor, la secreción nasal,el dolor de garganta,la fiebre y otros síntomas de la infección respiratoria superior; inflamación general en el cuerpo. Los ganglios linfáticos pueden indicar una infección (VIH o mononucleosis) o trastornos inmunes (el lupus o la artritis reumatoide); enrojecimiento e inflamación de la piel que cubre el ganglio linfático inflamado; inflamación de las extremidades (puede sugerir una obstrucción linfática), nódulos de alta consistencia,( lo cual en un aumento rápido, puede indicar posiblemente un tumor).

Las causas más comunes de la inflamación de los ganglios linfáticos son las infecciones (especialmente virales como el resfriado común). Sin embargo, hay otros tipos de infecciones, (incluyendo las enfermedades bacterianas y parasitarias), y otras causas de inflamación de los ganglios linfáticos. Estas pueden ser: la infección común por estreptococos situada en el cuello, las paperas, el sarampión, las infecciones del oído; el diente de la infección (absceso), la mononucleosis, las heridas infectadas, la tuberculosis, las ETS (como la sífilis) y la toxoplasmosis (infección parasitaria resultante del contacto con las heces de gatos infectados, o el consumo de carne poco cocida). ...