Piel Caliente


Piel | Dermatología | Piel Caliente (Symptom)


Descripción

La piel se calienta por la sangre que fluye a través de los vasos de la piel. Rubor, fiebre, o un ambiente caliente puede aumentar el flujo sanguíneo y calentar la piel más de lo habitual. El aumento del flujo de sangre puede ser causada por alergias, inflamación, infección o lesión.

Causas

Las causas comunes del aumento del flujo sanguíneo y el calentamiento piel incluyen el alcohol, las quemaduras solares, los efectos secundarios de la medicación, la artritis, bursitis, linfangitis, erisipela y celulitis. Los síntomas cutáneos incluyen una variedad de problemas de piel diferentes, incluyendo erupción cutánea, picor, piel seca, sensación de hormigueo, cambios de temperatura, las ampollas y decoloración. Síntomas de la piel puede ser causada por una amplia variedad de enfermedades leves a graves, trastornos y afecciones.

Muchos síntomas de piel son el resultado de trastornos inflamatorios o infecciosos de la piel, sino que también puede acompañar a enfermedades internas, tales como condiciones de la tiroides y trastornos hemorrágicos. Los síntomas cutáneos pueden afectar a un área pequeña o el cuerpo completo y se producen en todas las edades y poblaciones. Dependiendo de la causa, síntomas de la piel puede comenzar repentinamente y desaparecen rápidamente, tal como una reacción alérgica localizada a una pomada. Los síntomas cutáneos que persisten durante un periodo de tiempo relativamente largo puede ser debido a condiciones más graves o crónicas, tales como psoriasis, eczema crónico (dermatitis atópica), o mala circulación. Síntomas de la piel puede ser causada por una enfermedad grave, potencialmente mortal condición, tal como una reacción alérgica, infección o cáncer.

Una erupción de pequeñas manchas moradas en la piel puede deberse a meningitis o enfermedad alérgica, los cuales pueden ser potencialmente mortales. Busque atención médica inmediata si usted, o alguien con quien esté, tiene una erupción de pequeñas manchas de color púrpura, urticaria o erupción acompañada de sibilancias, dificultad para respirar o hinchazón de la cara, boca, lengua o garganta. Si no tiene estos síntomas, pero su condición de la piel es persistente o preocupante, busque atención médica inmediata. Los síntomas cutáneos pueden ser causados por otras condiciones o enfermedades subyacentes como: calor (erupción o enrojecimiento de la piel), hipoglucemia (azúcar bajo en la sangre), hipotiroidismo (tiroides poco activa), fenómeno de Raynaud (espasmos de los vasos sanguíneos pequeños de los dedos de manos y pies, lo que reduce la sangre circulación, el estrés, la ansiedad o la depresión. ...